Resumen

Un nuevo Primer Ministro ha ascendido al poder en Reino Unido, mientras la fecha límite para la formalización del Brexit cada vez está más cerca. No obstante, entre sus primeras medidas para atender la coyuntura, el mandatario decide suspender el Parlamento en aras de agilizar el proceso, situación que ha despertado la cólera de la ciudadanía y ha incentivado el debate sobre las fortalezas de la democracia británica. Es a partir de este punto, donde surgen nuevas interrogantes sobre el destino de la nación europea, la cual se enfrenta al dilema de si debe retirarse de la Unión a través de un acuerdo, o en su defecto, culminar definitivamente el proceso de forma abrupta y sin prorrogas.

Palabras clave: Brexit / Boris Johnson / Parlamento / Acuerdos / Democracia Británica


 

El 24 de julio del año en curso, Boris Johnson asumió el cargo como Primer Ministro de Reino Unido, relevado a su predecesora Theresa May tras su renuncia formal al cargo, y siendo invitado por la Reina para iniciar una nueva gestión de gobierno.

En medio de una creciente incertidumbre sobre el destino de la nación, llegó al poder el líder del Partido Conservador Británico, cuyos primeros desafíos serán abordar las negociaciones por el Brexit. Cabe destacar que, durante su campaña y a lo largo de su carrera política, Johnson se ha presentado como un fuerte defensor del Brexit, cuyas aspiraciones pretenden finalizar el proceso lo antes posible.

Pero ¿Quién es el nuevo Primer Ministro de Reino Unido?

Boris Johnson es uno de los líderes más carismáticos y controversiales dentro de la política británica. Proveniente de una buena familia, egresó de la Universidad de Oxford como periodista y durante su trayectoria política se ha desenvuelto como parlamentario, alcalde de Londres y Ministro de Relaciones Exteriores. A simple vista, Johnson pareciera poseer las cualidades típicas de un burócrata británico; sin embargo, su figura ha resaltado en la palestra pública debido a su excéntrica personalidad, atributo que le ha ayudado a conquistar la popularidad del pueblo a pesar de los numerosos escándalos que se han forjado en torno a su imagen.

Asimismo, durante su primer discurso en la puerta número 10 de Downing Street, el nuevo Primer Ministro destacó los primeros lineamientos que adoptaría durante su gobierno, siendo el punto más destacado la promesa de que Reino Unido abandonará definitivamente la Unión Europea (UE) el 31 de octubre de este año, con o sin acuerdo.

A pesar de que Johnson parece muy confiado en que logrará cumplir sus promesas, realmente el asunto es sumamente incierto, puesto que, luego de los grandes esfuerzos de Theresa May por lograr constituir un acuerdo capaz de mitigar las duras consecuencias del Brexit, el Parlamento Británico sigue sin llegar a una solución que satisfaga a todas las partes. Razón por la cual, Boris Johnson ha señalado la posibilidad de adoptar un Brexit duro si no se alcanzan las negociaciones pertinentes antes de octubre.

Sin embargo, la aplicación de un Brexit duro podría traer severas consecuencias para la nación, ya que, tras muchos años de permanencia en la UE, existen complejos vínculos económicos y sociales que se verían abruptamente afectados, sin que se ofrezca la posibilidad de una transición saludable.

Por otra parte, siguen pendientes los asuntos sin resolver con la frontera de Irlanda del Norte, donde es menester recordar que, el territorio se maneja bajo un régimen de administración dual que no posee una demarcación fronteriza dura.

Además, se debe resaltar que la población de esta circunscripción no está de acuerdo con el Brexit, a la vez que Irlanda del Norte representa una de las zonas de mayor flujo comercial en la isla, por lo que, de producirse una salida sin acuerdo, quedaría un profundo vacío en lo referente a esta administración y, en consecuencia, fácilmente pudieran surgir levantamientos y conflictos de gobernabilidad.

Suspensiones parlamentarias: ¿un acercamiento al autoritarismo?

El escenario político actual es sumamente complejo, no obstante, Boris Johnson ha decidido optar por un proceder mucho más determinista que el de sus predecesores, motivo por el cual, en lugar de propiciar nuevamente las negociaciones para un nuevo proyecto de acuerdo, una de sus primeras acciones como Primer Ministro ha consistido en la suspensión total de las actividades parlamentarias durante un período de 5 semanas.

Esta iniciativa se produce en un momento crítico, a pocas semanas del vencimiento del plazo para la formalización del Brexit. Período en el que los parlamentarios se preparaban para el reinicio de sus actividades luego del receso por vacaciones.

Contrario a lo que se cree, esta no es la primera vez que se produce la suspensión del Parlamento Británico contando con la aprobación de la Reina, ya que, dentro del arquetipo de la política inglesa, esta medida es un derecho que se le otorga al Primer Ministro para delimitar el inicio de un nuevo período parlamentario, dentro del cual, podrá preparar y presentar su plan de gobierno.

No obstante, se debe señalar que a pocas horas de anunciada la suspensión de actividades, se produjeron múltiples protestas en Londres motivadas por el fuerte desconcierto de los ciudadanos. Seguidamente, los mercados se vieron afectados por la inestabilidad social, trayendo como resultado la caída de la libra esterlina.

A diferencia de otros períodos de suspensión parlamentaria, esta medida ha resultado sumamente controversial debido a la gravedad de la coyuntura que se está desarrollando en este momento. En esta oportunidad, se tiene previsto que el cese de actividades transcurra desde el 10 de septiembre hasta el 13 de octubre, es decir, 18 días antes de la fecha límite de la formalización del Brexit. Esta situación deja poco tiempo a los legisladores para trabajar en cualquier moción o ley que impida la salida de la UE sin un acuerdo.

Paralelamente, muchos detractores del Brexit duro resaltan la necesidad de pactar un acuerdo que regule las futuras relaciones con la UE, ya que, de lo contrario, esto solo empeoraría la inestabilidad económica. Mientras el Parlamento se encuentre suspendido, los legisladores se encuentran incapacitados para decidir sobre el curso de Reino Unido en este proceso.

Esta ha sido la suspensión más larga de las últimas décadas, por lo que, aunado a la incertidumbre asociada al Brexit, se ha despertado el malestar de la opinión pública, quienes manifiestan que las políticas de Johnson constituyen un atentado contra la democracia y una artimaña política para tomar el control absoluto del proceso.

La respuesta del Parlamento Británico

En función de esta realidad, inmediatamente el parlamento decidió movilizarse y adaptar así una nueva agenda legislativa, motivo por el cual, el 6 de septiembre se aprobó una ley para bloquear la salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo.

No obstante, el panorama es incierto; la ley contempla entre sus cláusulas la posibilidad de una salida sin acuerdo, siempre que la misma sea aprobada por el parlamento.

Por otra parte, la legislación establece que la fecha límite para que el Primer Ministro apruebe un acuerdo será el 19 de octubre. En caso de no lograr este objetivo, Boris Johnson deberá solicitar a la UE una extensión del plazo hasta el 31 de enero del 2020.

Escenarios a futuro sobre el Brexit

Desde esta perspectiva, existen múltiples escenarios que pudieran presentar distintos desenlaces de este proceso:

En primer lugar, existe la posibilidad de que el Brexit se concrete con acuerdo para finales de octubre; aunque pareciera el escenario menos probable, puesto que se debe recordar que el acuerdo negociado previamente por Theresa May fue completamente descalificado, y la probabilidad de que se negocie un nuevo acuerdo en menos de 20 días es muy baja debido a la complejidad de los aspectos negociados.

En segundo lugar, se pudiera manejar la posibilidad de que el proceso sea extendido; sin embargo, esto no sería una decisión exclusiva del Reino Unido, sino que también se necesitaría de la aprobación de los 27 miembros de la UE para llevarlo a cabo. Por lo que la oposición de Francia a nuevas prorrogas para el Brexit podría ser un obstáculo real de la coyuntura.

En concordancia con lo anterior, si la UE aprueba la extensión se daría el escenario más favorable para la preservación del Estado Británico, pero a su vez, esta prórroga tendría un alto costo político para Johnson, quien habría fracasado en el cumplimiento de sus promesas electorales.

Entre otros aspectos, el gobierno de Johnson pudiera desconocer la ley aprobada por el parlamento y proceder a la ejecución de una salida sin acuerdo. Sin lugar a dudas, esta sería una medida profundamente controversial que ameritaría acciones judiciales y que desataría serios problemas de gobernabilidad. No obstante, el Primer Ministro pudiera convocar a elecciones generales, lo que podría alterar la situación.

Boris Johnson sufriría un alto costo político en caso de incumplir con sus promesas electorales referentes al Brexit.

Agencia AJN, (2019). “Boris Johnson prometió una fecha de salida para el Brexit de Gran Bretaña”. Disponible en: https://agenciaajn.com/noticia/boris-johnson-prometio-una-fecha-de-salida-para-el-brexit-de-gran-bretana-123106

Reflexiones para el futuro británico

Sin lugar a dudas, el ascenso de Boris Johnson al poder simbolizar una disrupción de los paradigmas tradicionales de la política británica, una nueva perspectiva que envuelve a los líderes occidentales y que parece coquetear constantemente entre el caos y la ligereza de acción.

Estas alteraciones dentro de los sistemas políticos occidentales, indican los quiebres persistentes dentro de la institucionalidad gubernamental. Las contradicciones de los antiguos modelos políticos poco a poco han ocasionado una fractura entre la burocracia del Estado y de los ciudadanos, situación que ha brindado la oportunidad a nuevos líderes de presentarse a sí mismos como una nueva alternativa política que, a su vez, satiriza las debilidades de sus obsoletos predecesores.

El ascenso de figuras carismáticas y altamente controversiales como Johnson y Donald Trump, son manifestaciones de oposición a los viejos paradigmas; su creciente popularidad representa los deseos de cambio existentes dentro de las nuevas generaciones, lo que explica porque su irreverencia ha sido tan bien aceptada por las masas, quienes se identifican con ellos.

No obstante, los anhelos de cambio no se presentan de manera homogénea en la población, esto debido a que la evolución de la opinión pública depende de múltiples variables que intervienen en el proceso; por lo que, en un mundo globalizado, donde la velocidad de la información y el acceso a la misma varía exponencialmente, se observa cómo evolucionan las terribles contradicciones latentes en la ciudadanía.

Esta es la razón de por qué, lo que comenzó como un referéndum sobre la recuperación de la soberanía inglesa hace aproximadamente tres años, terminó convirtiéndose en un verdadero problema económico, político y social.

Movimientos como el Brexit, cuyos efectos implican un costo tan alto para el Estado, no se deben tomar a la ligera como en un principio se hizo. Ya que la efervescencia de las masas puede entorpecer los resultados políticos, y a su vez, la falta de responsabilidad de los líderes puede originar terribles consecuencias para el Estado.

Eventos como los ocurridos durante las últimas semanas han demostrado que incluso uno de los sistemas políticos más estables del mundo puede tambalearse ante la incertidumbre y la volatilidad de sus líderes. Ahora, dependerá de la institucionalidad británica responder ante los altibajos que se están presentando que, sin lugar a dudas, constituye un excelente caso para el análisis y una valiosa lección que nos enseña que, incluso en los sistemas más equilibrados, pueden presentarse quiebres que revolucionen a una sociedad.


 

    Bibliografía

 

BBC MUNDO. (05 de septiembre de 2019). ¿Qué pasa ahora con el Brexit? 4 escenarios ante la encrucijada en la que están Boris Johnson y Reino Unido. Obtenido de BBC MUNDO: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-49591755

BBC MUNDO. (30 de agosto de 2019). Boris Johnson y el Brexit: ¿por qué es tan polémica la suspensión del Parlamento británico? Obtenido de BBC MUNDO: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-49515332

BBC MUNDO. (24 de julio de 2019). Qué es el «Brexit duro» y por qué Boris Johnson está dispuesto a que Reino Unido salga de la UE «cueste lo que cueste». Obtenido de BBC: https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-49087265

MIGUEL, R. D. (01 de septiembre de 2019). Una semana para frenar a Boris Johnson. Obtenido de El País: https://elpais.com/internacional/2019/08/31/actualidad/1567271982_723429.html

Pérez-Peña, R. (28 de agosto de 2019). Con acuerdo o sin acuerdo, Boris Johnson tiene al brexit en el horizonte. Obtenido de New York Times: https://www.nytimes.com/es/2019/08/28/espanol/mundo/boris-johnson-brexit-salida.html

 

 

Compartir
Invitado
Articulistas o invitados que escriben en nuestra página web.