En 2017, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) decidió declarar el 27 de junio como el Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) con el fin de reconocer labor de estas empresas en la generación de empleo, riqueza, crecimiento y desarrollo en la economía mundial. Desde CEINASEG nos parece importante dedicar unas breves líneas sobre este tema.

Este modelo de negocios es generalmente dirigido por familias con escasos recursos y jóvenes profesionales. La clasificación de este tipo de empresas varía por país, en el caso de la legislación venezolana (ley de promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria[1]) se establece que son pequeñas empresas las que tienen una nómina no superior a 50 empleados y medianas empresas aquellas que no superan los 100 empleados.

Las MIPYMES surgen para buscar soluciones innovadoras y creativas, son valiosas porque representan una oportunidad para diversificar la actividad productiva, la canasta exportable y representan una oportunidad para participar en las cadenas globales de valor[2]. No obstante, son muy vulnerables y requieren financiamiento para apoyar sus operaciones.

De acuerdo al Consejo Internacional de Pequeña Empresa (ICSB en sus siglas en inglés), este modelo de negocios, representa el 90% total de las empresas, genera entre 60% y 70% de los empleos y contribuye al 50% del PIB global (ONU, 2018).

Desde CEINASEG, consideramos fundamental sensibilizar a la opinión pública sobre las oportunidades de estas empresas en el crecimiento económico y la inserción de nuestro país en el comercio internacional. La actual crisis económica y el colapso de la industria petrolera ha puesto de manifiesto la necesidad de repensar y promover nuevas fuentes de crecimiento económico compatible con los ODS[3].

La financiación e internacionalización de las MIPYMES deberá ser una política pública prioritaria para consolidar una diversificación productiva y exportadora sustentable, basada en la innovación (objetivo 9 de los ODS)[4] y la generación de ventajas tecnológicas en el marco de una era donde lo digital, la creatividad y el conocimiento son ventajas dinámicas de participación en el comercio internacional.

Felicitamos a todos aquellos emprendedores venezolanos que, pese a la crisis, siguen apostando por nuestro país a través de sus proyectos creativos e innovadores. Las MIPYMES son y serán actores claves y decisivos para la pronta y necesaria recuperación productiva, social y exportadora de Venezuela. El éxito de este modelo de negocios requerirá un marco institucional favorable que proteja los derechos de propiedad y la libertad de empresa.

[1] Ley de promoción y desarrollo de la pequeña y mediana industria, disponible en: http://www.fondoin.gob.ve/recursos/archivos/contenidos/1471727745_1624.pdf

[2] Sobre la importancia de las cadenas globales de valor, puedes ampliar la información en el siguiente artículo disponible en: https://proeconomia.net/tendencias-economia-cgv-innovacion/

[3] Los 17 ODS disponibles en: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

[4] La ONU considera la innovación como una herramienta para el desarrollo cuando adoptó los 17 objetivos de la Cumbre Desarrollo Sostenible en 2015. El número 9 es enfático cuando señala la creación de infraestructuras resilientes y el fomento de la innovación.

 

Compartir
José Humberto Blanco Trejo
Licenciado en Estudios Internacionales por la Universidad Central de Venezuela. Con diplomado en Comercio Exterior por la Asociación Venezolana de Exportadores (AVEX). Miembro fundador y director de CEINASEG. Se desempeñó como preparador de Microeconomía y Macroeconomía en la Escuela de Estudios Internacionales de la UCV. Actualmente se desempeña como profesor universitario de pregrado en la misma casa de estudios. Es articulista en Proeconomía y Analista de Negocios Internacionales de la consultora en comercio exterior "TAT Consultores." Sus líneas de investigación son las cadenas globales de valor y la nueva carrera tecnológica entre las grandes potencias en la geopolítica global.